Trampantojo

Chupachups salados de queso y pimientos del piquillo

Hay recetas que enamoran la vista siempre os lo digo son maravillas visuales y a la vez son trampantojos es decir intentan confundir la vista con el sabor¡¡¡¡estas recetas son divertidas y compiten con la realidad de ser lo que no son…….estos chupachúps son muy sencillos pero  dan un toque de helado y salado ya veréis que son puro disfraz por qué son queso helado con una salsa tibia salada,tan sencillamente fáciles que hasta los más peques de la casa pueden ayudaros.

Esta receta la vi en el blog de nuestra compañera y me enamoró así que me puse manos a la obra,ella es Flor de azahar sevilla.13

INGREDIENTES:

Para la cobertura de piquillos:
•  200 gr. de pimientos del piquillo.
•  30 gramos de azúcar.
•  2 hojas de gelatina neutra.Para el relleno de queso crema.

•  200 gr de queso crema tipo philadelphia o similar.Para decorar.

•  Almendras crocantes
PREPARACIÓN:
  1. Para preparar el relleno de queso es necesario utilizar un molde de cakes pops o similar una cubitera os irá bien,debéis coger con dos cucharas porciones de queso darles forma redonda y ponerlo en la cubitera o similar que coja forma redondeada,incrustamos el palito del chupachup y lo llevamos al congelador para que tomen forma y cuerpo.
  2. Para realizar  la cobertura, poner en una sartén los pimientos del piquillos previamente escurridos y con unas gotas de aceite y añade  azúcar y deja que caramelizar
  3. Mientras  tanto pon las hojas de gelatina en agua para que se hidraten.
  4. Triturar los pimientos del piquillo y añadir las hojas de gelatina en caliente, mezclar bien para que no queden grumos.
  5. Saca los chupachúps congelados y cúbrelos con la salsa de pimientos. Verás que enseguida cuaja por el contraste con el frío,es pura mágia.
  6. Servirlos regados de crocanti.

Consejos para los chupachúps:

  • Al estar congelados el peso  de la bola es mayor que el palito por eso veréis que los he servido boca abajo por que si nos se parten por el peso.
  • También al servirlos boca abajo os quedarán preciosos si los adornáis con crocanti.
  • La salsa de piquillo la he servido caliente para el contraste y l verdad que están divinamente deliciosos.

Print Friendly, PDF & Email